Gadhea: expertos en tejados en Santa María de Cayón desde 1989

La experiencia nos ha permitido que trabajar con tejados sea nuestra gran especialidad. Nos da gusto poder satisfacer a nuestros clientes y que tengan esa seguridad de haber puesto en nosotros su confianza.

A pesar de lo que muchos creen, no son ni el deterioramiento debido a las acciones climáticas ni la falta de mantenimiento las principales causas por las cuales aparecen defectos mayores y menores en tejados.

Los estudios demuestran que los errores en los cálculos en el momento de planificar la construcción de la vivienda, la inadecuada concepción constructiva y la carencia a los detalles durante la planificación arquitectónica cuando se decide construir un tejado, cuentan en un 37,5% como causa de los desperfectos que se presentan en ellos.

Otro 23% de las causas han de encontrarse en la falta de profesionalidad y falta de control de ejecución durante la obra misma, mientras que un 20,4% de los desperfectos son causados debido a la incorrecta elección de los materiales que se utilizan durante el proceso constructivo.

Solo un 11,5% de las causas han de buscarse en el mal mantenimiento de los tejados y tan solo el 7,6% en razones climáticas como pueden ser los desastres naturales.

Bien dijo con sabiduría Hesíodo y subrayó Aristóteles:
«La casa después de la mujer y el buey de robusto».

Gadhea es la empresa de reformas y mantenimiento para tejados que se propone como el partner ideal para que el elemento más importante de la vida del ser humano tras la familia y el trabajo, sea esa “casa” a la que puedas llamar hogar y en el cual puedas siempre disfrutar de un techo en las mejores condiciones.

Confía en nuestro conocimiento y experiencia

¿Qué tipos de tejados existen?

Estos son, de manera básica, los tipos de tejados que y sobre los que Gadhea puede ofrecerte soluciones? Veamos a continuación.

A un agua

Por un lado encontramos los tejados a una vertiente, un tipo de cubierta que tiene pendiente de un solo lado de la vivienda y presenta un desnivel que impide la acumulación de agua. La pendiente que presenta suele ser verdaderamente importante así como su longitud, pudiendo en algunas casas llegar a tocar los tres metros de altura en el punto más alto del tejado y los 50 centímetros en el punto más cercano al suelo.

Este tipo de tejados ya no suele utilizarse mucho pero, con todo,en Gadhea contamos con los elementos para reparar e intervenir en dichos casos.  

A dos aguas

Este tipo de tejados es probablemente el más común en . Permiten evacuar el agua pluvial de manera rápida y segura a través de canalones. La estructura de los tejados a dos aguas suele contar con columnas, vigas portantes y las tejas en sí se colocan sobre un entramado de maderas finas que apoyan sobre las vigas.  En muchos casos, se colocan sobre membranas aislantes e impermeables que se encuentran por encima de dicho entramado de maderas.

El material a utilizar para la colocación de tejados a dos aguas puede variar y va a depender del clima, de la zona y del tipo de vivienda. Es por eso que te invitamos a contactar con nosotros si estás interesado en conocer más sobre esta opción para tu nueva vivienda.

A tres Aguas

Estos son tejados que raramente verás, pero su objetivo es brindar una salida al agua de lluvia más pareja y distribuida en más puntos. Por el resto puede decirse que la construcción es muy similar al tejado de dos aguas.

A cuatro aguas

El tejado a cuatro aguas es, tal vez, el tejado que actualmente más se está utilizando en la construcción de nuevas viviendas. Estas cubiertas cuentan con cuatro superficies inclinadas que descienden desde la zona central de la cubierta hacia las cuatro fachadas de la vivienda. Puede decirse que geométricamente, la construcción de un tejado a cuatro aguas es la forma más primaria de cubrir una planta cuadrada con un tejado inclinado.

La gran ventaja que nos da es que, al tener cuatro puntos de desagüe, no importa de qué lado se presenten las tormentas ya que nuestra vivienda podrá rápidamente eliminar la acumulación de agua. En caso de tejados a menos aguas, habrá que tener en cuenta el clima a la hora de construir el tejado de la forma más adecuada. El costo de construir un tejado a cuatro aguas suele ser mayor debido al trabajo que requiere, pero en el largo plazo es una inversión que vale la pena la pena hacer si se quiere disponer de un tejado que sea sólido.

Para estos diferentes tipos de tejados existen diferentes materiales, que en su mayoría suelen ser tejados de asfalto, tejados de metal, tejados de madera (en algunos casos tejados rústicos de madera, cada vez más difundidos en Europa para las casas de campo ya que la hacen lucir muy bonita) y tejados de pizarra. Hablaremos de ellos un poco más adelante.

Enfoquémonos ahora en las problemáticas generales que suelen presentarse en los diferentes tejados.  

Problemas que se presentan en tejados y sus soluciones

Veamos cuáles son los problemas que suelen surgir en las cubiertas y cómo desde Gadhea te podemos ayudar a solucionarlos

Humedades y goteras

En primer lugar, tenemos los problemas ligados a la humedad. Si vives en un lugar de altas temperaturas y lluvias reiteradas, es probable que, debida a alguna de las razones que expusimos al comienzo, tu tejado permita ciertas filtraciones a través de los aleros, los canalones, los vierteaguas, limahoyas o los puntos de anclaje entre otros. Esto va a hacer que puedas notar manchas de humedad en la parte interior del techo, y, en algunos casos, inclusive goteos de agua.

El agua es el gran enemigo de las construcciones, así como las condensaciones de humedad según comentan muchos de los expertos. Nosotros podemos afirmar que esto no es solo un dicho popular, sino que es un hecho.

En estos casos siempre aconsejamos hacer un trabajo de reparación pensando en el largo plazo.

Lo primero que hay que hacer es entender en qué lugar se produce la filtración o condensación y entender el principal motivo de ello. Generalmente, cuando se trata de filtraciones, es debido a una mala impermeabilización o falta de ella, por grietas o fisuras, por deformaciones en la estructura del tejado que hacen que éste no cumpla su función correctamente, o por falta de mantenimiento y limpieza.

En el caso de humedad por efectos de condensación, los defectos se deben principalmente al hecho de que, al condensarse el agua, ésta atraviesa la cubierta debido a la presión que se forma por el vapor mismo de la condensación, creando así esas manchas oscuras típicas que se pueden ver a veces en la parte interior de los techos de las casas.

A estas causas pueden agregarse accidentes de diferente tipo como roturas de conductos entre otras.

Una vez encontramos el problema, es necesario realizar un proceso de reparación integral que no solo solucione el problema puntual, sino que prevenga posibles daños a futuro.

Debido a que este tipo de daños se debe a errores en la etapa constructiva o en la elección e instalación de los materiales, es muy probable que en algunos casos haya que impermeabilizar el tejado nuevamente y trabajar en más puntos. Para este tipo de problemas, es importante la prevención y el buen mantenimiento allí donde sea posible.

Por último,es importante contar con un techo que tenga la adecuada ventilación para evitar así la humedad por condensación.  

Filtraciones

En segundo lugar, un problema con el que suelen encontrarse nuestros clientes cuyas cubiertas sean de teja, son los problemas de filtración de humedad, que en algunos casos pueden convertirse en goteras. Normalmente, esto se debe a que una o más tejas pueden haberse corrido de posición bien debido a una mala instalación como a eventos climáticos fuera de lo común.

De no arreglar prontamente este tipo de filtraciones, el peso de las goteras puede hacer que con el tiempo la membrana de aislamiento se rompa y las vigas de los tejados con vigas de madera que sostienen el techo, puedan llegar a pudrirse. Por tanto, es necesario intervenir rápidamente para sustituir las tejas fuera de condición e instalar nuevas de la manera correcta para evitar de esa manera tener que, más adelante, sustituir la membrana aislante del techo.

Los tejados requieren de especial cuidado y en Gadhea sabemos cuán importante es para ti que la casa no solo se vea bien sino que se encuentre en perfecto estado de salud. Es por eso que, en el caso tengas dudas, puedes contactar con nosotros para encontrar la solución ideal al problema de tu tejado. Ya sea sustituir tu viejo tejado por nuevas placas o pensar en una casa sostenible con tejados solares. En Gadhea tenemos la respuesta a tus necesidades y el resultado que obtendrás será, sin lugar a dudas, el que estabas deseando y no pensabas poder conseguir.

Contacta con nosotros

Presupuesto gratuito para tu reforma de tejado

Elementos que suelen estar presentes en tejados

Canalón

¿Qué es y cómo se instala un canalón? El papel que juega el canalón para el desagüe correcto de los tejados es fundamental, ya que es la herramienta por la cual se recibe y se conduce el agua proveniente de los tejados a la red de recogida de aguas pluviales. Suelen instalarse en el borde del alero y pueden ser de diferentes materiales.

La correcta instalación de un canalón es fundamental para que el agua no termine produciendo goteras y humedad y es por eso que en Gadhea tratamos la colocación de manera profesional. Es siempre necesario tener en cuenta que, a tejados más grandes, mayor deberá ser el tubo ya que el caudal a evacuar será mayor.

El tipo de canalón más común es el de PVC y deben ser sujetados normalmente directamente en la cornisa, aunque también pueden ser sostenidos por pletinas colocadas sobre la cubierta o con ganchos para tejas. Para medir la pendiente correcta que permita el desagüe, basta con que en cada metro haya un desnivel con respecto al punto anterior de entre 3 y 5 milímetros. De esta forma podrás estar seguro de que el agua correrá correctamente hacia la red de recogida de aguas pluviales.

Al final del canalón ha de colocarse la bajante en la salida de la pieza de desagüe del canalón y, al final de la bajante del canalón, es prudente colocar un “codo” que haga que el agua no caiga directamente contra la pared, ya que esto podría ocasionar problemas de filtraciones o humedad en dicho sector en el largo plazo.

Para cualquier duda que tengas, recuerda que Gadhea realiza este tipo de instalaciones en y alrededores, por lo que te invitamos a contactar con nosotros.

Panel Sandwich

El Panel Sandwich se puede describir como un “producto industrial” compuesto por dos chapas de acero perfilado y prelacado que permiten una resistencia mecánica al conjunto, y un núcleo aislante que puede ser de poliuretano inyectado, poliestireno extruido, poliestireno expandido, lana de roca (entre otros), que cumplen las funciones de aislante térmico y acústicos que se necesitan en la construcción de una casa. Todo esto unido a dos capas de cobertura exteriores.

Los Paneles Sandwich están pensados tanto para fachadas como para tejados. En el caso de los tejados, sobre ellos que colocaremos generalmente las tejas o realizaremos el trabajo de techadura que nos permitirá luego realizar un tejado verde.

 

Existen diferentes variantes de este tipo de paneles, y se pueden encontrar incluso en forma de teja o en madera.

Estos paneles deben de ser colocados en hileras y fijados sobre las viguetas de manera que no puedan deslizarse de ninguna manera.

Para instalar un Panel de este tipo, en Gadhea contamos con los profesionales que necesitas para la correcta colocación y evitar problemas de filtración.   

Tela asfáltica

La colocación de tela asfáltica es esencial durante la construcción de cualquier tipo de tejado y es por eso que en y alrededores te ofrecemos la posibilidad de contar con los servicios de Gadhea. Junto a ti, podremos evaluar cuál de las diferentes telas es la adecuada para tu vivienda.

Las más utilizadas suelen ser la tela asfáltica negra, la tela asfáltica de pizarra y la tela asfáltica de aluminio. La primera de ellas es la más común y se utiliza cuando sabemos que sobre ella vamos a colocar otro elemento, ya que a la vista puede no quedar agradable. La tercera es similar a la primera pero presenta una cara inferior negra y una superior de aluminio, lo que nos permitirá pintarla en el caso no tengamos pensado colocar algo encima de ella y así proporcionar un resultado agradable a la vista. La tela asfáltica de pizarra, en cambio, es perfecta para los aislamientos ya que presenta una gran resistencia y dureza.

Construcción de tejados y sus diversos elementos

A continuación ahondaremos un poco más en diferentes aspectos que pueden ser de tu interés a la hora de conocer más sobre construcción de tejados, aislamientos, cambios, impermeabilización, mantenimiento y materiales de los diferentes tipos de tejados.

Hemos hablado anteriormente de cómo, en la etapa de construcción, suelen originarse los errores que llevarán a nuestros tejados a deteriorarse y presentar problemas en el corto-medio plazo. Queremos entonces dar la oportunidad de comprender mejor cómo es el proceso de la construcción de tejados, y por eso veremos los elementos principales que se requieren para lograr diferentes tipos de tejados como los tejados de teja, los abuhardillados, los de madera y los verdes.

Tejados de teja

“La construcción de los tejados suele ser bastante variable”, explica el maestro de obra Xavier Valderas, quien lleva sobre sus hombros la experiencia de una vida pasada entre obras de albañilería.

“Existen básicamente dos tipos de teja: la árabe, y la plana. Sobre una cubierta de formas irregulares, la teja árabe nos proporcionará ciertas facilidades de encaje y colocación, pero para las tejas planas hace falta una base de cubierta totalmente uniforme, o las piezas no llegan a encajar correctamente, dando lugar a las consabidas goteras”

Xavier Valderas

He aquí algo que hemos mencionado previamente. Muchas veces la inexperiencia o poca profesionalidad puede llevar a causarnos problemas con goteras que podrían ser fácilmente eliminados si, desde un principio, se respetase cierto “orden natural” en la construcción de los tejados de teja. A la pregunta sobre qué tipos de teja conviene utilizar, el maestro de obra nos dice no existir una superioridad de una u otra, pero que  a la hora de tener que “reparar tejas rotas por cualquier causa, es más fácil arreglar las tejas árabes que las planas”.

Tejas árabes

La teja árabe es tal vez el tipo de teja más utilizado para aquellas casas que poseen tejados inclinados y que nos permitirán escurrir el agua de forma natural.

Estas tejas poseen una forma curva, concretamente troncocónica lo cual facilita la colocación solapada de unas tejas con otras, por lo que en el resultado final formarán un canalón entre dos filas de tejas. Esto puede llevar, cuando están mal colocadas, a que se presenten filtraciones al romperse o moverse una teja, más aún cuando la cubierta no posee una capa de impermeabilización.

Normalmente, para asegurarse que este tipo de tejas sean estables, es necesario fijarlas de alguna manera, utilizando espuma de poliuretano expandido o mortero de cemento en cada una de las hileras. Este es un proceso que en Gadhea evaluamos según cada caso concreto ya que va a depender también del tipo de material que se utilice en los canales y en otras superficies de la construcción de la vivienda con la cual las tejas puedan tener contacto.

Para el proceso de colocación de tejas árabes se sugiere primero calcular y marcar toda una serie de “cuadrículas” sobre la superficie de la cubierta con el tiralíneas de manera que quede indicado exactamente el lugar en el cual habrá que poner el mortero y encima de éste, la teja. Primero se colocarán las tejas que vuelcan hacia el canal y luego las que irán en cobija a ambos lados de las colocadas previamente en canal. Las tejas se colocarán de abajo a arriba, hilera por hilera en vertical. Es importante –  nos dice el maestro de obra – “antes de colocar cualquier teja, dar un golpe a la misma para comprobar que emita un sonido seco y limpio, lo que indicará que la teja no posee ningún tipo de grieta ni rajadura que pueda romperse con el tiempo y generar así goteras o entrada de humedad”.

Tejas planas

Las tejas planas son tejas que por lo general presentan algún sistema de encaje que hace que su colocación sea más sencilla y se evite dejar huecos que permitan la filtración de agua o humedad.

Este tipo de tejas debe usarse sobre cubiertas en techos que tengan una pendiente de por lo menos treinta grados para no permitir que el agua de lluvia quede estancada o que su eliminación sea dificultosa. La colocación recomendada para este tipo de tejas es de derecha a izquierda y, sobretodo, de abajo hacia arriba. Siempre siguiendo el ejemplo anterior, al igual que para la colocación de tejas árabes, puede también ser muy útil marcar las “cuadrículas” para la colocación de tejas planas. Cuando instalamos tejas planas que no presentan sistema de encaje, es importante para la primera hilada utilizar lo que se llama “mortero de compensación”, para que las tejas puedan quedar bien parejas permitiendo que la primer teja esté nivelada de manera que el resto de las tejas que se apoyan sobre ésta no tengan posibilidad de movimiento y queden firmes. Suele ser necesario que la primera hilera sobresalga unos 4 o 5 centímetros del borde de nuestra cubierta.

En el caso de tejas planas con encajes, la colocación va a ser sencilla y, si bien no va a tener la misma apreciación visual que las que no poseen encaje, al verse todo un tejado plano sin desnivel, van a brindarnos una mayor seguridad a la hora de evitar filtraciones de agua debido a su distribución compacta y encaje entre teja y teja.

Tejados de madera

“La construcción de los tejados suele ser bastante variable”, explica el maestro de obra Xavier Valderas, quien lleva sobre sus hombros la experiencia de una vida pasada entre obras de albañilería.

“Existen básicamente dos tipos de teja: la árabe, y la plana. Sobre una cubierta de formas irregulares, la teja árabe nos proporcionará ciertas facilidades de encaje y colocación, pero para las tejas planas hace falta una base de cubierta totalmente uniforme, o las piezas no llegan a encajar correctamente, dando lugar a las consabidas goteras”

He aquí algo que hemos mencionado previamente. Muchas veces la inexperiencia o poca profesionalidad puede llevar a causarnos problemas con goteras que podrían ser fácilmente eliminados si, desde un principio, se respetase cierto “orden natural” en la construcción de los tejados de teja. A la pregunta sobre qué tipos de teja conviene utilizar, el maestro de obra nos dice no existir una superioridad de una u otra, pero que  a la hora de tener que “reparar tejas rotas por cualquier causa, es más fácil arreglar las tejas árabes que las planas”.

Aprovechamiento de espacios

Opciones innovadoras para aprovechar tu vivienda

Para tejados de baja pendiente y en los cuales se quiera aprovechar al máximo el espacio para tener una habitación extra o un estudio acogedor, sobretodo en viviendas de dos o más plantas, pensar en un techo abuhardillado puede ser una excelente opción. Es fundamental, al ser utilizados estos espacios de forma contínua, que la cubierta se encuentre debidamente aislada e impermeabilizada.

Si se trata de una construcción existente en la cual quieres hacer una buhardilla, procura abrir el espacio adecuado para las ventanas entre vigas y viguetas. Procura utilizar un cristal adecuado y una carpintería que tenga el aislamiento correcto.

Deberás consultar las especificaciones urbanísticas para poder realizar dichos trabajos ya que se trata de modificaciones sobre la fachada de tu vivienda.

En Gadhea podremos asesorarte también sobre ello. Como dijimos previamente, es importante el aislamiento del techo ya que, ya sea el calor como las demás intemperancias climáticas, van a sentirse más que en otras áreas de la casa.

Las buhardillas con techo de madera a la vista  son una solución de gran agrado visual y darán a este nuevo espacio de tu casa un aire rústico y cálido.

Cada vez se encuentran más estructuras que en su techo poseen pequeños jardines o áreas ecológicas. Son los llamados “tejados verdes”. Sin ir más lejos, Francia recientemente ha aprobado una ley por la que obliga que en las nuevas construcciones urbanísticas se realicen, al menos en parte, tejados verdes o se apliquen paneles solares.

Además de ayudar a reducir los niveles de contaminación, este tipo de tejados son un gran aislante acústico.

La forma de construir un tejado verde es relativamente sencilla y necesita de un proceso más fácil de realizar en techos planos, pero pueden ser realizados también en techos con diverso grado de pendiente. El primer paso es delimitar un espacio sobre los que, en sus bordes, levantaremos un pequeña pared de unos dos ladrillos. Una vez que tenemos este “cerco” de ladrillo habremos de colocar, cortando y superponiendo en el espacio que queremos transformar en tejado verde, una capa de membrana geotextil. Sobre ésta debemos fijar una capa impermeabilizante, termofundir los traslapos, sellar los bordes y, tras realizar una prueba de estanquidad de la capa impermeable, cortaremos y colocaremos una capa de membrana de drenaje. Es importante que se presente sobre uno de los costados de nuestro “cerco” de ladrillos una salida de drenaje para que el agua no quede estancada. Sobre esta última capa, un nueva capa de membrana geotextil será colocada y encima de la membrana geotextil instalaremos la cama del sustrato, el sustrato mismo y sobre éste, la capa vegetal. Una vez sembrada la grama, en unas tres semanas podremos ver cómo nuestro tejado se ha transformado en un tejado verde.

Si deseas sumarte a la ola ecológica, en Gadhea contamos con especialistas en y alrededores que podrán brindarte ese verde que tu tejado necesita.

Este tipo de modernos tejados no están aún muy extendidos en España, y es verdad que su coste de instalación es aún muy alto.

Pero en el caso estés interesado en colocar un tejado solar en tu vivienda contacta con nosotros para explorar qué posibilidades existen hoy en día.

Para tener una idea, existen dos tipo de tejas solares, las fotovoltaicas y las térmicas. Ambas pueden integrarse en el diseño de la vivienda como si se tratase de una teja tradicional como las que hemos visto hasta ahora, con la diferencia de que una teja solar ayuda a ahorrar energía, a disminuir la demanda energética, a ser más eco-friendly y, dependiendo de la clase de teja solar que sea, producirá calefacción y agua caliente (tejas solares térmicas) o de electricidad (tejas solares fotovoltaicas).

Subvenciones

Te ayudamos

Es interesante, también, que sepas que en España diferentes ayuntamientos ofrecen ayudas para las reformas y reparaciones de tejados.

La Xunta de Galicia, por ejemplo, destinó en 2017 alrededor de 2,7 millones de Euros para esta causa.  Las ayudas que ofrece la Comunidad de Madrid van a ser en base a los ingresos de cada familia solicitante.

Todo esto se enmarca dentro del plan Estatal de Vivienda 2018-2021 aprobado en marzo de 2018 por el Consejo de Ministros y tiene como objetivo la mejora de las viviendas, destinando hasta 3000 euros para mejoras en cada vivienda.

Al contratar la reforma de tu tejado con Gadhea, nosotros te asesoraremos y gestionaremos el tipo de subvenciones disponibles en tu comunidad. De esta manera, gracias a nuestro amplio conocimiento del sector y sus ayudas, podemos conseguir en muchos casos disminuir el coste total de la obra para ti..

Ir arriba